Poder Respirarte…

20151117-165524.jpg

No tengo de nada para darte. No me pidas mil años, que no los tengo, pero te doy mis instantes, que son eternos. No puedo darte consejo, tan sólo mi compañía. No tengo razones, pero escucha mis motivos. Y si me pides palabras te las canto, y si quieres letras te las pinto. Yo te regalo mis sonrisas y mis abrazos. Yo te bailo poesía si me miras, te beso el movimiento si me rozas, y me muero si me vives.

Yo puedo recitarte una coplilla, dibujarte en el cielo, escaparnos para encontrarnos. Yo puedo nacer de nuevo, abrir mis alas, sentir el viento. Pensarte y volverme loco, que la cordura es enloquecer de ti, aunque digan que vivo equivocado. Yo sólo sé crecer entre tus brazos, con el silencio de la noche, y ese vino que se acaba. Yo sólo sueño en tus historias, en tus mil aventuras, y las que quedan, que aún te queda batalla, y yo me siento guerrero.

Eres ansia y también desvelo. Eres la voz de la conciencia, que me maltrata, que me secuestra, que me exige, pero que me ama. Una flor de cerezo que se evapora, tan bella que dura dos segundos, apenas nada, y me queda su recuerdo. La distinción divina que me acerca a mi, contigo, aunque duela como veneno con alguna de tus rimas.

Encontrarte es esfuerzo, y te vas sin despedirte. Y te vienes solo si te espero. Y te enamora, te sorprende, te agarra el alma, te lo tienta y te lo enciende. Embotando los sentidos, juntando tu arte, con el descaro amable de los que se atreven a atreverse. Siendo emoción, si bien sincera, a veces cruel, pero justa, siempre justa, pues devuelve lo que se la invoca.

El destino libre de los poetas de los tiempos. El rumbo genial de los navegantes sin puerto. La isla del tesoro, el amanecer de la humanidad, y una oportunidad para el mundo. Es la gloria del que le canta, la ilusión del que lo intenta y el coraje del que tropieza. Un poder y querer que se cumple, y así será por siempre cuando no estemos.

Es la inspiración, esa magia que me pierde cuando me encuentra. Esa fe desgarrada cuando ella habita. Que inspirarse no es quedarse quieto en la vida, sino hartarte sin límites de poder respirarla…

20151117-165453.jpg

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.