Tienes de Sobra…

20150702-165643.jpg

Te sobra. Te sobra con una mano para escribirte los sueños. Te sobra con el presente, sin pasado y sin futuro. Te sobra con probar, sin que veas, sintiendo sin tener, tocando. Te sobra con el perdón para dejar de ser esclava, con la acción para vencer al miedo, con la emoción para hallar motivos. Te sobra con equivocarte para acertar, con el amor para sanarte y con la sonrisa para quererte. Tienes un mundo delante y dos pies para andarlo, piel para quemarla de atardeceres y un cielo al que acudir cada noche para contarle sus estrellas. Tienes ánimo regalando tus oídos, palabras levantando tu alma y momentos dispuestos a ser vividos. Coraje del que cura las excusas, guerras por luchar y conquistas expectantes a que marches buscando su huella.

Tienes una armadura de héroe en la puerta, un ejemplo que ocupar y una paradoja del destino. Jugar la locura de una enorme aventura, una existencia serena que aguarda impaciente, mil recuerdos que almacenar en la memoria de tu cuerpo, y una luz que ilumine las sombras de aquellos que te admiran. Tienes versos que aún no dicen rima, música que quiere ser melodía, y caminos difíciles hasta al fin encontrarte.

Tienes arte en tu creación y belleza en tus dedos. Una tentación que embelesa la presencia del que te tiene. Tienes la fuerza, la fe, la verdad, y sigues sin creerte. La perfección humana cuando eliges ser instante. El valor de mirar al frente mientras esquivas el negarte. Sabes que hoy no es mañana, ni ayer, sino que es siempre. Y es ahí cuando tu atracción provoca, y el que asoma está perdido.

Ven a ti, a los murmullos del viento cantando poesía. Ven a tu vacío para llenarlo de riesgo, de besos y de caricias. Ven para prometerme venganza de tu lógica despiadada, pintora de historias geniales y navegante de mares embravecidos. Ven para sostener tu leyenda con certezas de tus circunstancias, con tino increíble y entusiasmo impresionante. Trazar juntos el sabor de lo indomable, sin temores que arrastren fábulas maravillosas. Jurar demencia en un universo cuerdo que se engaña.

Y que vengan los años, las arrugas, la melancolía y la soledad hecha susurro. Que vengan a ver el tatuaje sincero que nos dibujó nuestra preciosa travesía. Que venga la muerte para atarnos, tarde, muy tarde, y que nos dé tiempo a desvivirnos, que se canse de esperarnos, que por esas ya estaremos llenos, llenos auténticamente de vida…

20150702-165625.jpg

2 Comentarios

  1. Rocio Girón

    Tengo un amigo maravilloso. ..que bien escribes!! Gracias mil siempre

    Responder
  2. Alicia

    Hola, Enrique.
    Hace años leía la Desiderata de Max Erhmann para no desfallecer en el intento de perseguir mis sueños, por más lejanos que los viera. Hoy (bueno, ya hace unos meses que le leo) cambio aquella Desiderata por tus post y ánimos.
    Gracias, de corazón.
    Un abrazo.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.