Quien Eres…

20141126-181318.jpg

Eres mujer, pero antes eres persona. Eres independiente, pero te gusta sentirte amada. Eres libre, pero quieres cumplir tus obligaciones. Eres hermana, pero no por sangre, sino por espíritu. Eres hija, nieta, humilde pero guerrera. Ambiciosa, soñadora, sensual y sincera. Eres el presente que perdona el pasado y el futuro que elijas. Eres quien eres ahora, las noches en vela y las risas entre amigos. Eres más que tu pueblo, más de lo que vistes, más de lo que dices y menos de lo que imaginas.

Eres la lágrima que dejaste en mi consulta, el guiño que le haces al destino y la fuerza que muestras ante el desengaño. Eres mi orgullo, mi pensamiento y mi ejemplo. Eres una senda que apenas empieza, tus andares distraídos y el horizonte que te espera. Eres la razón de tu existencia y el espejo de tu alma, la ilusión que comienza y la infancia que te extraña. Eres paciente, pero impaciente, luchadora, tenaz, constante, artista. Eres tu bondad, sin aristas, la sorpresa que desbordas, las letras que me ofreces, tu música y tus besos.

Eres nobleza, el instante, el momento, tus hazañas. Eres quien quieras, titán, inmortal, magnífica, aunque aún no aciertes a entenderlo. Eres la reina de tus silencios y tus gritos a la vida. La bendición de quien se reta, el honor de quien se desafía y la valentía de la que permanece. Eres la herida que se cura, los lamentos que terminan y el suspiro que me regalas.

Eres aquella que se encuentra, un ejemplo de altruismo, la cárcel de las sospechas y la rendición de lo terrible. Eres la atracción que me dejas, los versos que me inventas y la prosa que te dedico. Eres el recuerdo de lo que fui y la conexión con lo que he sido. Eres la sombra del mañana, la intención perfecta, la grandeza más divina y tu héroe del futuro. Eres mi salvación, no al contrario, el sentido digno a mi oscuridad de otro tiempo, la serenidad que me dejas y la humanidad que llevas contigo. Eres la batalla que peleas, la esperanza, mi compañía y mis latidos. Eres la intuición que ilumina la lógica, la resiliencia que no engaña, una excepción genial que da sentido a mi camino. Por lo que eres, por lo que sientes, y por todo aquello que serás cuando lo creas. Porque hoy mi deuda es contigo, porque quiero presentarte al mundo, porque pretendo que te disfruten, porque lo mereces y no te atreves, hasta que decidas arriesgarte, mientras tanto, para que el universo te conozca, amiga, valga entonces éste escrito…

20141126-181254.jpg

3 Comentarios

  1. Anónimo

    Que bonito por favor!!!!! Me ha hecho sentir MUJER. Gracias

    Responder
  2. Anónimo

    Me ha emocionado ,es lo mas bonito que he leído sobre una mujer . Y al mismo tiempo me he sentido identificada . Soy una de tantas mujeres en una etapa difícil que recurre a un psiquiatra y a un psicólogo ,con muchas carencias y falta de autoestima . Me ha encantado.

    Responder
  3. Anónimo

    Palabras bien escogidas, como todo lo que escribes, para leerlo, disfrutarlo, sacar conclusiones y usar tus palabras como notas para el pensamientos, y las pruebas de la vida.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.