Día 5. Linares. Granizo y miradas…

DSC09257

Salí de Baeza temprano. Un mal sueño me hizo despertar aún de noche y ya quedé desvelado hasta que las primeras luces de la mañana me indicaban que debía partir hacia un nuevo destino. El matrimonio sueco terminó por ser un encanto. Siempre con la sonrisa en la boca, se interesaron por mi viaje de forma educada y me animaron a concluirlo. En sus miradas atisbé poco antes de irme ese halo de libertad que a veces encuentras en personajes anónimos que se cruzan por casualidad en tu camino. Me dieron detalles de su vida. Él era político en un pueblo de Suecia, hasta que se cansó de los desagradecidos y rompió con todo, según me contaba.

Es una pena que el mundo en el que vivimos, con la atadura continua de las obligaciones cargando sobre el lomo y las responsabilidades imposibles de esquivar a la vuelta de la esquina, nos haga palidecer y morir en vida, teniendo que asentir con la cabeza a todo por un simple mendrugo de pan que llevarnos a la boca o poder experimentar la mera sensación de estar “haciendo bien” las cosas. Estamos muy equivocados, y es algo que me está enseñando este viaje, aunque ya lo sospechaba desde hace tiempo. Es un tremendo error caer en las garras de lo normativo, de lo que hay que hacer, sin plantearnos siquiera si así lo queremos y de qué manera. No deberíamos perder nunca parte de nuestra naturaleza, que en esencia es libre desde antes de que existiera la palabra.Morir en vida, mirar con los ojos de otros y lamentar el tiempo perdido son acciones a las que quizás más tema sucumbir a lo largo de mi ciclo vital. Y si para eso tengo que seguir abrazando rebeldías y echarme al monte con una mochila y cuatro euros en el bolsillo, no lo duden, así lo seguiré haciendo, aunque sólo sea por no ver las caras que ponen quienes piensan que haciendo lo que hago he perdido la cabeza, cuando son ellos los que llevan una vida de calamitosa locura. Que se lo planteen quienes ponen esa expresión tan rara al hablarle de mi travesía…

Por lo demás, hoy tocaba Linares, una ciudad en medio de la campiña, de calles cuidadas y gente dedicada al comercio, hijos de padres que se forjaban la chacina en las minas de la zona, hasta que la tierra dijo basta y se tuvieron que buscar la vida cada uno por su lado. Mi paseo por Linares ha sido tranquilo, rememorando la muerte de Manolete y conociendo el pasado minero y humilde de los que aquí buenamente habitan.

He de reconocer que me he dedicado simplemente a cumplir el trámite, pasar las horas lo mejor que pude y hacer fotos a lo menos malo. Mi ánimo anda hoy algo decaído. No sé si son los días que van pasando o la gilipollez consumada de quien se cree héroe porque un día decidió hacer el Camino de Santiago y dormir con la tripa llena en posadas de buena sábana y mejor trato. Me ha encendido un comentario en la radio, viniendo para Linares, de uno de esos cierrabares que se cree alguien por darle al caminito del marketing mientras le esperan en la meta señoritas dispuestas a todo con pancartas y aplausos. Yo os puedo prometer que no busco ni de lejos eso. Estoy aquí simplemente para conocer mis límites, que son finitos, de eso estoy seguro, y de paso relatar a gente amable las sensaciones que se me van despertando a la vez que ando, ademas de conocer mejor nuestra hermosa tierra, y no otras que no me dicen tanto…

Y es que uno se resiste a creerlo, pero es cierto que tanta soledad te hace reflexionar sobre todas las cosas en las que no te paras a pensar mientras vas montado en la montaña rusa de las obligaciones y los pagaderos, y en pocos días me ha llevado a la conclusión de que nos toman por verdaderos gilipollas aquellos que nos creen simples marionetas para facer a su antojo la morisqueta mas lamentable. Hasta hace bien poco, en mi pueblo, se me ofreció la oportunidad de ir en una lista electoral. Que no cuenten jamás, y digo bien, jamás, conmigo, a no ser que sea para encabezar un proyecto totalmente diferente de lo que conocemos por política. Y, por supuesto, llegado el caso, no tendré compasión alguna de los indeseables que ahora pelan la pava en las esquinas y los talibanes sin turbante que les van detrás lamiendo la porquería. A esos me refería…

Siento, con mucho, usar hoy estas líneas para desahogarme, pero es que tantas horas me dan para currarme al tarro bastante, y este pequeño apartado donde cuento mis aventuras bien puede servir también, de cuando en cuando, para confesarme conmigo mismo y salir a la calle con la mejor de las caras…

Prometo en lo sucesivo hablar de arte y y naturaleza, historia y verdades, y dejar atrás mi espacio más oscuro. Confío, con suerte, en encontrar luego una sonrisa y una buena ducha en casa de Jose, un señor jubilado que se ha ofrecido gentilmente a darme cobijo y una digna cena, posiblemente el mejor antídoto ante la desesperanza que hoy llevo en mi hato al ver tanta alimañana suelta disfrazada de corbata y mentiras. Mañana toca Bailén (y no Andújar, como digo en el vídeo), y es allí donde espero encontrar la inspiración. Lugar perfecto, campo de batalla donde cuatro españolitos dieron jeroma a franceses putañeros de bajas formas y peores intenciones. Solo Dios sabe las miradas que allí me esperan, pero lo que es seguro es que no me dejarán indiferente, a pesar de todo…

Un abrazo a todos…

Lo mismo de siempre… fotos y videos pinchando abajo…
http://www.flickr.com/photos/50063804@N06/sets/

8 Comentarios

  1. Anonymous

    LLegué trade a tu andadura. No me perderé más tu caminar.
    Se fuerte, disfruta cada segundo y nunca olvides que tras tus pasos van los nuestros. Espero que sientas nuestras pisadas cuando mas las necesites.

    un fuerte abrazo
    May

    Responder
  2. Tita Inma

    Hola sobrino!!!. Se te nota cansadillo, es normal, pero seguramente mañana lo veas todo de otro color; estás guapísimo.ANIMO!!!!

    Responder
  3. Mariló

    Estamos contigo, ahora que quizás estés más cansado.
    Procura reponerte de tus caminatas.Sabes que te tenemos presente durante todo el día y desde aquí te mandamos todo nuestro ánimo.Un beso muy fuerte.

    Responder
  4. CDI_RSH

    Hoy no ha sido uno de tus mejores días. Espero que no se repitan en lo que queda de aventura. Te acompaño, ¡fuerza!.

    Responder
  5. Virginia

    Con la K!! con la I!! con la K!! con la E!! KIKEEE!!! jjajaj, muchos ánimos, no estes triste ni decaído, tienes que disfrutar lo máximo posible y también descansar…aquí me tendrás dándote ánimos y haciéndote de animadora si hace falta…besitos y muchísisisima fuerza!!

    Responder
  6. Anonymous

    Po a mi me ha encantao lo que has escrito hoy, aunke es cierto que se te nota algo cansado, pero bueno, eso es señal de que estás VIVO!!!y de eso tb se trata tu Aventura, de sentir, lo bueno y lo malo que conlleva cualquier decisión (aventura)de los malos momentos son de donde mejores conclusiones se obtiene…tu no querrás pancartas pero que sepas que muy pronto iremos en tu busca mi cuñá y yo pa darte un abrazo enorme..!!!! 😉 Sigue así VALIENTEE!!!que nosotros/as seguimos contigo, en cada pisada, como bien dice May!!
    María Vázquez

    Responder
  7. Anonymous

    deberias de pasar 2 noches en un mismo pueblo y recuperarte 100%. animo. rafa.

    Responder
  8. Anonymous

    piensa que lo que haces es toda una gesta. me siento privilegiado de conocer una persona tan autentica. si todo va bien estrechare tu mano en sanlucar y te mirare orgulloso. juan

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.